jueves, 9 de marzo de 2017

A todos les llueve , pero NO todos se mojan

Sentir la lluvia o simplemente mojarse, como señala en esta frase Bob Marley, parece la manera de diferenciar el hacer automático del hacer con consciencia.
En muchas ocasiones, se vive y se realiza en transparencia, sin reconocer lo que se está sintiendo, experimentando, pensando o aún buscando.
Esa falta de conexión con lo que subyace, sostiene, motiva  el propio hacer no sólamente puede ir en contra del estar alerta, del darse cuenta, sino que también obtura el disfrute, el aprendizaje, el crecimiento.
Trabajar para traer a la percepción lo que se necesita, se puede, se elige, lo que se piensa, lo que se siente será dar color al propio estar siendo, fundamentar lo que se hace y poder comunicar claramente  las emociones y pensamientos.
También será disfrutar la lluvia desde el exterior, en la agradable sensación física de estar mojándose y desde el interior, en la experiencia personal de estar bajo la lluvia.
Será un disfrute desde la coherencia, desde la conciencia, desde la elección de disfrutar.

Cada cultura tiene sus propios rituales y enseñanzas que van de acuerdo a su estilo de vida pero no porque estén lejos, son demasiado ajenos a nosotros. Ante la adverisad, lugares como Japón, optan por aplicar reglas que implican "dejar de preocuparse de más y actuar"; en India, los sabios hablan de no revelar tus secretos y situaciones personales para poder concretar y en Finlandia todo se resumen en una sola palabra: "Sisu"
Se trata de una palabra que significa determinación, valentía, capacidad de recuperación, perseverancia y resistencia, términos que los finlandeses identifican con su pasado histórico pues cuando Helsinki fue bombardeada por la Unión Soviética durante la Segunda Guerra mundial y el invierno invadío el territorio, las temperaturas llegaron a estar hasta 40 grados bajo cero y la noche duraba 18 horas al día.
Nadie pensó sobrevivir a tales condiciones pero a pesar de todo, los finlandeses no desistieron y se aferraron a rebasar sus límites con la determinación de seguir luchando contra los rusos y así sobrevivir. Parte de esta filosofía viene de la doctrina estoica, la cual se basa dominar y controlar de las cosas y situaciones que perturban nuestra vida.
Aunque es difícil traducir textualmente la palabra, es un concepto que implica actuar a pesar de fracasos y las bajas probabilidades de triunfar, después de todo existe la posibilidad de que esta mínima oportunidad te lleve al éxito. La clave está en la perseverancia y de no confiarte que ya has alcanzado el límite de tus capacidades físicas y mentales (¡prohibido conformarse!). Para lograr esto todos necesitamos un tiempo para reflexionar y para explotar nuestra creatividad que no sólo descansan nuestra mente sino que también aclaran nuestras ideas.
Hoy en día la población finlandesa aplica el 'sisu' mediante las acciones de corazón  que implican honestidad e integridad, como procurarse los unos a los otros, controlar el estrés para evitar emociones negativas y afrontar las cosas con sabiduría y no huir de los problemas. Se trata de una forma de vida que tiene mucho que ver con la resiliencia, que es la capacidad para hacer frente a los problemas y transformar la adversidad algo positivo.

... y ahora MÓJATE
Juan Barberá

ÚLTIMAS NOTICIAS

FIBROMIALGIA/STRÉS/ haz DEPORTE = EQUILIBRIO Y SALUD

La fibromialgia es una enfermedad hoy bastante conocida, pero todavía hay personas que son portadores y no lo saben o no lo aceptan. L...