sábado, 1 de julio de 2017

Tipos de EGO y cómo bloquean al ser humano


Al ego le encanta todo aquello que denote separación y exclusividad. Es territorialista, apetece los uniformes, las banderas, los diplomas, los títulos, las marcas, las fronteras y los países.

El Ego
Es el gran usurpador de la identidad humana. En la práctica es el afán de hacerse notar. Es una energía inconsciente, centrípeta, que proviene del instinto de conservación que se apropia de la mente humana haciéndola bajar a la frecuencia de los planos de la materia tridimensional.
Esta conciencia, a través del ego, se encarga de recolectar energía para alimentar y cohesionar el psiquismo humano. Sin ella, la persona nunca diría “yo”.
Al ego le encanta todo aquello que denote separación y exclusividad. Es territorialista, apetece los uniformes, las banderas, los diplomas, los títulos, las marcas, las fronteras, los países, etc.
El ego se puede disfrazar de todo: de espiritual, de bondadoso o de amor, pues es el gran manipulador. Incluso puede llegar a escribir artículos como éste o libros sobre sí mismo. Pero recuerde, usted no es su ego. El ego corrompe al ser humano, lo convierte en una máquina ambiciosa insaciable, no tolera aspectos expansivos como el amor, la bondad, tolerancia ni altruismo. Es el ego el que ha hecho que esta sociedad sea indolente, odiosa y discriminadora. Los diversos egos  hacen que nuestra mente caiga en esta trampa:
-ego prestigioso, busca aplausos, reconocimiento y admiración en lo que hace;
-ego sabelotodo, es el que siempre cree tener la razón, le gusta dar consejos y siempre contesta aunque no sepa;
-ego insaciable, es “centro de mesa”, no le gusta pasar inadvertido;
-ego interruptor, interrumpe permanentemente una conversación por su necesidad de autorreferencia;
-ego jinete, se monta de lo que dicen otros, es “copión” y usurpador;
-ego premental, es el ego que calladamente tiene un discurso paralelo, es criticón, hipócrita y enjuiciador.
El ego inventó el lujo, el maquillaje, la silicona, los shoppings, los casinos, los súper héroes, las guerras, la desigualdad social, la injusticia, a la mujer como objeto sexual, las modas, etc.
Mente Alegórica
Es la visión engañosa de la realidad. Una mente se convierte en alegórica cuando es capaz de tergiversar la observación de la realidad. Se pierde la capacidad de ver objetivamente debido a que las fuerzas de las grabaciones mentales interfieren subjetivizando las respuestas al mundo, aferrándose a creencias, fanatismos, supersticiones, costumbres, fetiches, ritos, apegos, sexo, miedos, etc. La mente alegórica es la creadora de las tribus urbanas, de los fans, de las barras, de los clubes, de los partidos políticos y de los grupos religiosos. La alegoría más común es la de creerse los roles del quehacer cotidiano, por ejemplo: soy médico, ingeniero o  arquitecto. O espiritual, gerente o periodista. Los egos se identifican tanto con estas alegorías, que las personas quedan atrapadas en un exigente cerco mental por toda la vida, surge el ego del prestigio.
La mente alegórica no puede sugestionar a una persona con mente despierta y auto-consciente.

ÚLTIMAS NOTICIAS

FIBROMIALGIA/STRÉS/ haz DEPORTE = EQUILIBRIO Y SALUD

La fibromialgia es una enfermedad hoy bastante conocida, pero todavía hay personas que son portadores y no lo saben o no lo aceptan. L...