miércoles, 26 de abril de 2017

Benditas Malditas REDES SOCIALES

El uso de redes sociales aporta mucha comodidad, 

pero también muchos peligros. 

Pon atención a lo que no deberías publicar.

El uso de las redes sociales poco a poco se ha vuelto un medio de comunicación necesario. La rapidez, efectividad y comodidad que representan ha dejado atrás a muchos medios tradicionales de comunicación.
Sin embargo, muchas personas han comenzado a utilizar sus diferentes redes sociales como si fueran diarios de vida, publicando todo lo que hacen, cada uno de los lugares a los que van y hasta fotografías de sus hijos pequeños, obviando que para sus contactos puede ser molesto y por otra parte muy peligroso.
Es por eso que te recomiendo que si no quieres poner en peligro a tus hijos o a ti mismo, no hagas las siguientes cosas:
1. Publicar fotografías comprometedoras
Es cierto que dentro de nuestros círculos cercanos debiéramos tener solo a personas de confianza, pero lamentablemente muchas veces las opciones de seguridad de las aplicaciones fallan y por “accidente” o "por gran desconocimiento del uso de las mismas" muestran lo que compartimos a personas que no conocemos.
Esto puede derivar en que otras personas utilicen ese material como propio, le hagan alteraciones con Photoshop o bien las utilicen para hacernos daño. Después de todo caras vemos, corazones no sabemos.
2. Publicar cada lugar que visitas
En mis redes sociales, me encuentro a diario con conocidos que gustan de utilizar el GPS para mostrar su ubicación. El problema es que si un ladrón llega a ver ese estado, puede saber que tiene fácil acceso a tu hogar.
3. Pelear con tu pareja
Ninguna pareja es perfecta, pero créeme que los problemas se pueden solucionar en casa y no mediante abrumadoras quejas de lo que el otro hace mal. Humillar a tu pareja públicamente está lejos de ser sano: ridiculiza, hiere y muestra al mundo los errores que tiene cada uno.
Si tienes problemas, lo mejor es recurrir a los métodos antiguos de comunicación: hablar cara a cara y solucionar los problemas dentro de cuatro paredes.
4. Aceptar a gente que no conoces
Conocer personas es siempre un placer, sin embargo comenzar a aceptar a personas que están al otro lado del mundo, cuyo idioma no entendemos o bien que nos damos cuenta que tienen “otro tipo de intenciones”, puede ser muy arriesgado, por lo que es mejor evitarlo.
Si realmente quieres aumentar tu listado de conocidos, comienza a salir más, haz actividades nuevas, pero no recurras a lo inmediato, puede ser muy peligroso.
Potencial exposición al bullying, ciberbullying o matonaje

Aún cuando muchas redes sociales han sido creadas para compartir información útil entre amigos, son muchos quienes pueden utilizarlas de manera opuesta y publicar información dañina o que hace burla de una persona.

Este tipo de acciones se conoce como “bullying” (si tienes más de un par de décadas de vida lo reconocerás simplemente como “matonaje”), y que debido al uso de las redes sociales ha sido apodado por muchos como ciberbullying. Afortunadamente, son muchas las redes sociales que han tomado las medidas para prevenir este tipo de situaciones y han creado herramientas para bloquear y denunciar este tipo de situaciones.

Ten en cuenta que el que tus hijos tengan perfiles en las redes sociales más populares no los convertirá en víctimas del bullying de manera inmediata. Sus experiencias en ellas podrían ser hasta ahora completamente positivas y placenteras, sin verse expuestos jamás a este tipo de situaciones. Sin embargo, nunca está de más el repasar con ellos lecciones importantes en caso de verse enfrentados a este problema.
Publicación de datos personales de manera desmedida
Uno de los beneficios de las redes sociales es que ayudan a personas, muchas veces separadas por la distancia, a conectarse con amigos y compartir información relevante con ellos. Sin embargo, la publicación de información personal o privada sin control puede atentar contra la seguridad personal de esa persona que los publica.

Dicho de otra manera, así como no es aconsejable compartir con extraños en la calle tu número de teléfono, dirección o lugar de estudio, tampoco es aconsejable hacerlo sin el control adecuado en redes sociales si van a estar expuestos a los ojos de millones de usuarios.

Para asegurarte de que compartes sólo con quienes te interesa, el primer paso que puedes dar es controlar tu privacidad en Facebook. Luego puedes crear listas de amigos en esta red para que solo las personas indicadas vean tus actualizaciones más privadas. Y si utilizas otras redes sociales populares, puedes seguir pasos similares para limitar la manera en que otros acceden a tu información.
Sé cuidadoso con los datos que entregas y confirma siempre que la persona con la que crees estar en contacto es realmente ella.
No permitas que la moda por usar diferentes redes sociales, arruine tus días; no te expongas, sé responsable y comienza a disfrutar más lejos de las pantallas. Después de todo, la vida es aquello que sucede mientras tú revisas las actualizaciones de tus “perfiles”.
TEN MUCHO CUIDADO

ÚLTIMAS NOTICIAS

FIBROMIALGIA/STRÉS/ haz DEPORTE = EQUILIBRIO Y SALUD

La fibromialgia es una enfermedad hoy bastante conocida, pero todavía hay personas que son portadores y no lo saben o no lo aceptan. L...